jueves, 26 de julio de 2007

Epílogo: Ivan Lins y Ann Hampton Calloway

De nuevo haciendo uso de la libertad de escribir en un "blog" en el que uno es el que manda, me voy a permitir el lujo de terminar con mis crónicas desde Vitoria...pues precisamente viajando unos 700 kilometros hacia el sur, y situandome en otro de los grandes festivales de jazz de nuestro pais, aunque quizas no tan conocido como el de Vitoria. Me refiero al festival de jazz de San Javier (Murcia).



Este festival se desarrolla durante prácticamente todo el mes de Julio (con conciertos cada 2 o 3 dias), en un entorno ideal para las noches de verano: un auditorio con forma de anfiteatro, al aire libre. Un ambiente perfecto y un sonido, y puedo decirlo con conocimiento de causa porque no es la primera vez que voy, muy cuidado.

Pues bien, para terminar con mi viaje jazzistico, antes de volver a mi ciudad, Almería, hice una pequeña parada en San Javier para ver a uno de mis ídolos de la música brasileña, y de la música en general: Ivan Lins.

La noche constaba de dos conciertos, y el primero era de la cantante Ann Hampton Calloway. La verdad es que yo no tenia muchas referencias de esta señora, pero...me bastó escuchar el primer tema para convencerme de que estaba ante una gran cantante de jazz. Las comparaciones son odiosas, ya lo se, pero si la última noche del festival de Vitoria hubiese tenido una voz como esta, si que me hubiese ido con un buen sabor de boca del festival. Pero bueno, al menos pudo ser aunque un día despues. La Sra. Hampton iba muy bien acompañada por un trio (Hervé Selin al piano, Darryl Hall al contrabajo y Douglas Sides en la batería) de musicos solventes, de esos que, sin destacar demasiado dan un buen soporte a los cantantes.

El repertorio se compuso de muchos "standards", como "My funny Valentine", "Come rain or come shine", el famoso "Round Midnight" de Monk y temas de Cole Porter como "Every time we say goodbye" y la cantante estaba de muy buen humor, bromeaba con el público (llego hasta a sacar a un chico al escenario para darle 2 besos), todo ello mientras nos deleitaba con su gran voz, llegando a hacer hasta alguna imitación de Billie Holliday, Sarah Vaughan o la mismisima Ella Fitzgerald, haciendo las delicias del respetable, que por cierto era escaso (una lástima).

Asi que despues de una hora y pico de escuchar mágnifico jazz, y tras una pequeña pausa para prepara el escenario...llegó el momento esperadisimo para mi de ver en directo a Ivan Lins.

El comienzo de concierto fué un poco decepcionante, pues inexplicablemente algo pareció fallar en el sonido y entre los músicos hubo unos segundos de..."desconcierto". La primera media hora larga Ivan Lins se dedicó a presentar su último disco "Acariocando", por lo que quizas debido a que esos temas no me eran tan conocidos (aunque son bellisimos y recomiendo mucho ese disco), no llego a conectar como yo esperaba.

Pero cuando comenzaron los temas clásicos, todo cambió. La banda que lleva Ivan Lins es de auténtico lujo, y esa noche ademas "el jefe" los dejó explayarse de lo lindo. Que yo recuerde hicieron temas como "Lembra de Mim","Renata Maria" (compuesto junto a Chico Buarque), "Lua soberana", "Començar de novo", "Porta entreaberta"...y la cosa empezó a subir hasta extremos insospechados cuando toco el turno de "Dinorah Dinorah" y el fabuloso " Ai, Ai, Ai, Ai, Ai", temas en los que sus músicos tomaron las riendas, sobre todo el fabuloso guitarrista uruguayo Leonardo Amuedo (o "El bolsa", como mas se le conoce en su pais), el teclista Marco Brito, que hizo algunos solos mágnificos, tanto al piano eléctrico como con el sintetizador, y el saxofonista Marcelo Martins, que tambien dejó claro que dominaba su instrumento. Y aunque con menos oportunidades, pero no por ello de menos calidad, ahi estaban el bajista Nema Antunes y el bateria Teo Lina (el capitan, como le llama siempre el maestro Lins). Esos 5 musicazos podrian muy bien montar un supergrupo de jazz-rock (igual lo tienen ya), pero claro...acompañar al maestro tambien debe ser un placer para ellos. Dejaron pinceladas como hacer un trocito de "Tutu" de Davis, mientras Ivan los presentaba, o al final, mientras se despedía, mezclar los acordes del famoso "Madalena" con la melodia del "Birdland" de los Weather Report. Para los que no conozcais a Ivan Lins os recomiendo su disco en directo "Cantando historias", grabado hace 4 o 5 años (tambien está en DVD), que fué como yo lo conocí. Es un verdadero mago de las armonias y las melodias. Tengo el placer de tocar algunos de sus temas en mi grupo "Color brasil", y simplemente tocándolos ya he aprendido mucho.

En definitiva, una noche mágica en la que me quité la espinita del día anterior con la pazguata de la Norah Jones, y pude escuchar música de verdad.

Bueno, y ya si que voy a dar por terminado mi blog de Vitoria, aunque como la experiencia me ha gustado, y al parecer tambien lo han leido algunos (bueno, uno que tiene muchos amigos :-) ), es posible que me plantee mantener un blog para ir comentando los conciertos que voy viendo, que procuro que sean muchos.

Asi que...adios..o hasta pronto.

Ramón

miércoles, 25 de julio de 2007

Sexta Jornada: Norah Jones

Lo que se empieza es de recibo acabarlo y, por tanto, aqui estoy de vuelta para hacer la crónica del último día del Festival de Jazz de Vitoria.
Quizas he tardado tanto porque no sabia si escribir algo sobre el último concierto, o bien, como hubiese sido mas acorde con mis gustos, haber dado por finalizado el festival con las actuaciones del viernes. Pero al final, he sentido la necesidad de "cerrar el círculo" y hablar de "la Jones".
Como podreis intuir, el concierto no fué muy de mi agrado. Parto de la base de, como siempre, respetar mucho a todos los músicos que se ponen sobre un escenario, y los de Norah Jones me parecieron buenos, aunque no tuviesen muchas posibilidades de demostrarlo, e incluso ella me parece una cantante aceptable. Hasta ahí, bien.
Lo que no me parece normal es la que se está montando a su alrededor. ¿Quien es Norah Jones?. Una cantante melódica, de cara agradable, con una voz agradable, con dos o tres discos en el mercado, y...la hija de Ravi Shakar, esto último como dato curioso, ya que no tiene mucha importancia musicalmente, ya que al parecer nunca ha convivido con él.
Pues bian, ¿Que tiene de superior a...por poner un ejemplo, Ornette Coleman?. Y digo esto porque, para empezar, al ir a entrar al pabellón esa noche, los guardias de seguridad me hicieron volverme al coche a dejar mi cámara de fotos porque, según sus palabras, "otras noches podia ser, pero esta noche es imposible, no pueden pasarse cámaras". A ver...es que estaba allí Ella Fitzgerald?, o Sarah Vaughan, o ... incluso Billie Holliday..volviendo de entre los muertos, para que se tuviesen que tomar estas medidas?. No, simplemente estaba esta chiquita que aún no ha demostrado nada en la música, pero que ya se ha encumbrado, o se la ha encumbrado...y sobrevalorado, en mi opinión, hasta extremos ridículos.
El concierto empezó con el tal M Ward, que debe ser algún amiguete de Norah de la época del instituto, y que hizo algunas canciones con su guitarra acústica. Si uno era capaz de abstraerse, y pensar que en lugar de en Mendizorrotza estaba en alguna boca de Metro de Madrid, pues...yo me pensaría si le echaba unas monedas al chaval. Pero claro, como venía apadrinado por Norah Jones, pues a aguantar al muchacho.
Y el concierto de ella, pues...normalito. Un show muy muy cálculado, sin espacios para la improvisación, con muchas canciones de su nuevo disco, y algunas anteriores (no diré antiguas, porque esta no tienes canciones antiguas). Por ejemplo, empezó con el "Come away with me", con la guitarra eléctrica. Todo muy íntimo, muy agradable, muy "country"...muy....ABURRIDO. Para colmo, casi no se sentó al piano (que le dá un toquecito mas interesante a las canciones), sino que se dedicó mas a las guitarras. El unico músico que pudo hacer algún pequeño solo fué el guitarrista, pero con improvisaciones tambien muy controladas, cortitas, y con fraseos mas cercanos al "country-rock" que al jazz. Para que vamos a engañarnos, si lo que hace Norah Jones no es jazz. Son simplemente canciones "country pop". Lo que no me explico es ¿que hacía cerrando "en olor de multitudes" (además, en este caso, literalmente, porque esa noche faltó hasta el fresquito en el pabellón que nos había acompañado toda la semana) uno de los festivales de jazz con mas solera de nuestro pais?. La polémica de siempre: estas cosas acercan el jazz a la gente, o simplemente son maniobras para ganar "pasta"?. Quizas ambas cosas.
El caso es que, haciendo balance, el festival ha sido este año muy bueno, y por tanto, sería injusto que por este último día (y alguna otra cosa mas, como lo de Concha Buika, o los Shap del primer día en el Teatro Principal), pueda dar una mala sensación. Para los que estén pensando en ir algún año, se lo recomiendo. Ademas, entre tanta oferta musical, es normal que existan propuestas que nos gusten mas que otras, y ya se sabe que "nunca llueve a gusto de todos".
Asi que mis felicitaciones desde aqui a los organizadores del festival, porque he pasado una fabulosa semana en Vitoria, y...el año que viene amenazo con volver.
Por cierto, por razones obvias, no puedo poner aqui ninguna foto de la actuación de la última noche :-)
Un saludo a todos los que me han leido, si es que alguien ha tenido la santa paciencia de llegar hasta aqui.
Hasta la próxima.
Ramón

sábado, 21 de julio de 2007

Quinta Jornada: Santi Ibarretxe / John Scofield y John Medeski / Ornette Coleman / Dave Holland Quintet

Y llegamos al penúltimo día del festival, y supuestamente el mas esperado, ya que llega a Vitoria la gran leyenda:Ornette Coleman. Pero, como diría Jack el destripador, vayamos por partes.

Por la mañana me fuí al Jardín de Falerina - situado por el casco antiguo de Vitoria - para ver a un tipo que ardía en deseos de escuchar en directo: Santi Ibarretxe. Si podeis escuchar su disco "Primital" no lo dudeis. Yo lo descubrí por casualidad, no recuerdo ahora como, pero supongo que fué leyendo algo sobre el en alguna revista o en internet, y cuando empecé a oirlo me pareció algo original y diferente. Su propuesta es una mezcla entre el funky y el jazz, con sonidos sorprendentes, mucho sintetizador, pianos rhodes, voces de todo tipo y humor, mucho humor. Sonidos onomatopéyicos, gritos, voces pasadas por efectos, pero todo ello con una base funk muy potente, y bien ejecutada, y con el saxo de Santi, que es un magnífico saxofonista.

Pues todo eso yo pensaba que en directo...no podria ser, y me equivoqué. Perfecto sonaba, no faltaba de nada. En el escenario estaban Santi Ibarretxe, con sus voces, sus saltos, sus bromas y cachondeo permanente y su saxo, y acompañado por su banda, que constaba de batería, bajo electrico, guitarra y dos teclistas, uno de ellos con un auténtico Rhodes y el otro con un sintetizador roland, reproduciendo a la perfección toda la amalgama de sonidos que yo pensaba que solo podrian conseguirse en estudio. Muy buenos. Y el lugar, de lo mas agradable, escuchandolos tirado en el cesped, y muy cerca del escenario. Lástima de la hora, porque comenzó a las 13:00 horas, y por tanto, y por no dejar a la familia esperandome a la mesa, tuve que marcharme antes de terminar el concierto. Espero poder verlos de nuevo, a ver si vienen por el sur. Aprovecharemos que mi buen amigo Antonio Gomez tiene amistad con Santi (de hecho colabora con unas tomas de saxo y otras de flauta en el disco que Antonio esta preparando y que saldrá en breve), y a ver si puede convencerlo para que venga por Almería.

Y llegamos a la primera de la tarde (esto parece una feria taurina, pero en jazzistico :-) ), y una de las mas esperadas, porque ultimamente me habia dado por escuchar a John Scofield, y logicamente no podia dejar de verlo (me vine sin entrada para Vitoria, pero el martes pasado la saque, por si acaso). En esta ocasión lo he podido ver casi en estado puro, o sea..sin sección ritmica, porque el concierto de ayer era a duo, con su colega John Medeski (de hecho, el grupo lo han llamado "The Johns", Los Juanes, vamos). Y "tela marinera" con los juanes. Un verdadero recital de buen hacer. Yo a Medeski solo lo conocia por su grupo (Medeski, Martin and Wood), y no sabia como tocaba el piano acústico. A Scofield si que lo conocia ya en muchas facetas, pero nunca lo habia visto asi, tan íntimo. El concierto: magnífico, sin mas. Hicieron de todo, desde temas funky´s, hasta algún tema bop (creo que el del principio era uno de Parker, aunque no recuerdo el nombre), alguna balada, preciosa, con Medeski a las teclas del Hammond (uno auténtico que tenia alli), algun "standard", si no recuerdo mal sonó el "All of you", e incluso algún experimentoi muy Scofieldiano, de esos que mi mujer dice que su guitarra suena como "si le estuviesen pisando el rabo a un gato". Pues ya les gustaria a los gatos maullar asi de bien, jeje.

Asi pues, volví a salir encantado del Teatro Principal, con un temita que nos dieron de bis, que era otro standard (vuelvo a no acordarme del título), y para el que Medeski cogió su pequeña melódica, y demostró (y lo digo por mi) que se puede tocar una melódica como un virtuoso.

Y llegaba la noche, y nos encaminamos hacia Mendizorrotza, para el concierto esperado. Y alli estaba, con un traje color turquesa brillante, caminando despacito hacia la parte delantera del escenario, Ornette Coleman, hablando con un "hilillo" de voz, que parecia que no podria hacer gran cosa. Y de repente, sopló. Madre mia!!!. Free jazz auténtico, del que lo inventó. Puede gustar o no gustar (yo no suelo escuchar mucho free, la verdad), pero...en directo es "la ostia". En el escenario, Ornette con su saxo y el violín, su hijo Denardo en la batería y...atentos...TRES BAJISTAS!!!. Dos de ellos con un contrabajo, y el tercero con un bajo eléctrico. Que cantidad de sonidos diferentes lograban, mientras uno hacía melodias con el arco, el del bajo punteaba como si de una guitarra española se tratase, y el otro marcaba lineas de bajo imposibles. Todo era locura, y de repente....todos confluian en una melodia, paraban de repente, comenzaban otra vez. Libertad pero...con una técnica increible. Reconozco que me lo pasé muy bien, dedicandome a escuchar a cada uno por separado, fijandome según me interesaba en lo que cada uno de ellos iba construyendo. ¿que temas tocó? yo que se!!. Algunos me sonaban, porque son ya clásicos, y otros ni idea, pero no importaba.

El concierto no fué muy largo (el Coleman no debe estar ya para muchos soplidos) pero fue intensisimo e interesantisimo, y aunque cuando ví que venia a Vitoria, reconozco que no me hizo mucha ilusión, ahora me alegro de haberlo escuchado.

Y tras esa tempestad de sonidos, llego la calma (a ratos) del quinteto de Dave Holland. Claro, de ese jazz tan crudo y tan duro de Ornette, la propuesta de Holand, que en otro contexto hubiese sido dura de asimilar, se me hizo muy audible. Eso no quiere decir que fuese sencillo lo que tocaban, y como lo tocaban. Jazz muy moderno, con temas propios (creo que todos de su ultimo disco, Critical Mass), con arreglos muy trabajados, ritmos complejos (yo creo que no habia ni un 4 por 4 por ahi), y un grupo de lujo, con un vibrafonista, que tambien tocaba la marimba, un bateria, contrabajo (Dave Holland, claro) y, en los vientos un trombonista (instrumento que ganó muchos enteros para mi gusto anoche, ya que no suele gustarme mucho su sonido) y un saxofonista magnífico, Chris Potter (será familia de.... no, no creo :-) ) . A destacar, las improvisaciones de Potter, que hizo un par de ellas antológicas, y por supuesto los bellos solos de contrabajo de Dave Holland. Los temas, muy muy buenos, y al llegar, ya en casa, escuché de nuevo el disco "Critical Mass" y me gustó mucho mas.

Por seguir con los similes taurínos, "no hay quinto malo", y así fué la quinta jornada de Vitoria 2007, buena...buenisima.

Puntuaciones:
Santi Ibarretxe: 9
The Johns: 9,5
Ornette Coleman: 8,5
Dave Holland Quintet: 9

viernes, 20 de julio de 2007

Cuarta Jornada: E.S.T. / McCoy Tyner Quartet / Terence Blanchard

Esto es otra cosa!!!! Para una jornada como la de ayer si que merece la pena hacerse los 900 kms casi que separan Almería de Vitoria. La mañana amaneció nublada y fresca, como nos gusta a los del sur, que cuando viajamos vamos huyendo del sol y del buen tiempo, que eso ya lo tenemos todo el año en casa. Asi que de nuevo me fuí a los humedales de Salburua, esta vez con la cámara de fotos, y me hice unos cuantos kilómetros, que le vinieron muy bien a mi cuerpo y a mi espíritu. Durante la mitad del recorrido fuí escuchando en mi mp3 un disco que recomiendo a todo el mundo, el "That´s what I say" de John Scofield, que es un homenaje que le hace a la música de Ray Charles. Puro funky-groove, una mezcla curiosa para ir andando por allí. En la segunda parte, me limité a escuchar el sonido de los pajaros.
Asi que, despues de una comida liviana y de leer un ratito, llegaba en óptimas condiciones para el primer concierto de la tarde, en el Teatro Principal: los "Esbjorn Svensson Trio" (o, para abreviar, los "e.s.t"). Ya tenia yo ganas de verlos, y os aseguro que no me defraudaron en absoluto.
No se como explicar el jazz que hacen estos suecos (lo mejor es que escucheis un disco de ellos), pero podriamos decir que mezclan muchas cosas: el barroco, el rock progresivo, el jazz-rock, el minimalismo...yo que se, por poner etiquetas que no falte :-) . Pero, el caso es que a ellos, no sabria que etiqueta ponerles, y ni falta que hace. Si que diré que hacia mucho tiempo que no veia como alguien lograba unos silencios tan absolutos en un teatro, con momentos de tensión musical sobrecogedores. De Svensson (el pianista) diré que me dejó "acojonao". Que mano izquierda tiene ese muchacho!!!. En esos momentos en los que no sabias si estabas escuchando jazz o a J.S. Bach, te dejaba sin aliento. Pero cuando decia de improvisar, sonaba al mejor Keith Jarrett (ah, pero sin grititos molestos, y los que hayais escuchado a Jarret sabreis a que me refiero.
El bajista y el bateria (Dan Berglund y Magnis Ostrom) son tambien dos mágnificos instrumentistas. El contrabajo emitia a veces sonidos distorsionados, que parecia uno estar en un concierto de King Crimson. Y el bateria dominaba los ritmos a la perfección. Y los 3 en conjunto, pues eso...perfección. Ni un solo error (que yo captase), todo medido pero con una gran emoción en lo que tocan, y ademas parecen pasarlo bien. Casi todo lo que tocaron creo que era de su ultimo CD "Tuesday Wonderland" y la verdad es que no me acuerdo de ningún titulo, que le vamos a hacer. Salí de alli alucinado, lo reconozco.
Tras un paseito por el centro y un cafelito, para Mendizorrotza, a ver que tal se presentaba la noche, a ver quien superaba esto.
Superar no se, pero igualar, si.
Primero, un peso pesado: McCoy Tyner y su trio, que a última hora se reforzó con el fantástico saxofonista Gary Bartz. Jazz puro y duro, con un repertorio lógicamente basado en los temas de Coltrane (Tyner fue su pianista durante su mejor época). Tambien tocaron una fantástica version del "In a mellowtone" de Ellington, y despues hicieron algo mas bop. En fin, solo diré que cuando se despidieron le pregunté a mi mujer "¿ya ha terminado?", porque me parecia imposible que una hora hubiese pasado tan rápido.

Y despues de eso, ese experimento del que yo no sabia que pensar. El quinteto de Terence Blanchard, con una orquesta, tocando temas de las peliculas de Spike Lee, con proyeccion de imagenes de las mismas. Dicho así suena a que iba a ser un latazo, pero nada mas lejos. Un espectáculo digno de oir y de ver, que ademas tuvimos la suerte de que fuese presentado por el mismo Spike, "in person". Tocaron temas de "Malcom X", de "Fiebre Salvaje" (magnífica pelicula, una de las mejores de Lee), de "Plan oculto" y algunas mas (ayyy mi memoria) y acabaron con algo sobrecogedor, la música del documental que Spike realizó tras las inundaciones de New Orleans. Acojonante, la verdad. Los músicos impecables, aunque no hubo tanto espacio para la improvisación, alguna hubo. La orquesta muy bien (era de Euskadi, creo) y los 3 cantantes que salieron ha interpretar varias de las canciones de las BSO´s, buenisimos tambien. En definitiva, que nos lo pasamos muy bien con ese final, y os lo recomiendo si podeis verlo en cualquier otro sitio.
A ver, puntuaciones, ayer no las puse...a conciencia, porque no sabía que poner, pero hoy si:
A los EST: un 9,5
A McCoy Tyner: un 9

A Blanchard: un 8,5 alto
Que dia mas bueno, no?
Ahora me voy a tomar el café y ya os contaré despues lo de Santi Ibarretxe que he visto esta mañana (alucinante, adelanto) y a Scofield y Medeski (o "The Johns", como han llamado al grupo), que los veré en un ratito.
I love jazz, ya te digo, ahí va la ostia!!!

jueves, 19 de julio de 2007

Tercera jornada: Niño Josele y Concha Buika


Bueno, a ver como explico yo esto. Empezaré diciendo que todos los músicos que ayer se subieron al escenario de Mendizorrotza me merecen un gran respeto, porque creo que todos eran magníficos, pero... (tenia que haber un "pero", si no no empiezo así)... el concierto, personalmente, no me gustó.

Puede que ya fuese predispuesto a ello, y ademas reconozco que, tras la paliza que me dí por la mañana haciendo "footing" por Salburua, estaba bastante cansado. El caso es que, no lograron sacarme de una especie de estado de sopor permanente. En otras palabras, que me aburrí, vamos.

El Niño Josele, por mucho paisano mio que sea y yo me alegro de que otro almeriense ande por ahi dejandonos en buen lugar, no me gusta haciendo jazz, o lo que sea lo que fuese que hizo anoche. Yo ya habia oido el disco "Paz", y lo escuché con mucha atención y con el cariño que merece el esfuerzo que ha hecho, pero le falta algo. Me parece algo exagerado decir que lo que ha hecho con los temas de Bill Evans (al que conozco bastante bien, y podria decir que es mi pianista favorito) es una genialidad. Los ha recreado con la guitarra y eso debe ser complicado, pero las versiones son flojitas, a mi entender.

Por poner un ejemplo, la versión de "Hullo bolinas", que es un tema que no es de Evans (lo compuso el genial Steve Swallow, un bajista que es un compositor como la copa de un pino), pero que el pianista lo incluyó en su repertorio, bueno pues la versión que hace Josele es de lo mas simple. He escuchado yo a Chano Dominguez tocando eso (y dandole tambien algún sabor flamenco, pero sin pasarse) y te quedas "de piedra". Hizo tambien algun tema emblemático, como "The peacocks", y alguno mas del disco que ahora no recuerdo (ya os digo que...a ratos me quedaba sopa, con tanto ritmillo flamenco y tanto cajón), pero todos en la misma linea. Supongo que habrá gente que alucinó con lo que pasó alli, pero...sobre gustos no hay nada escrito.

En fin, que lo mejorcito fueron los temas mas flamencos, pero como a mi el flamenco "ni fu ni fa" (y yo me saqué un abono para un festival de Jazz, que conste), pero los temas de Evans no los sacaba adelante ni con Joe Lovano en el escenario, vamos. Como experimento puede servir, pero a mi me aburrió, tengo que decirlo.

Total, que salí a tomarme el bocadillo, que alli tambien es todo un ritual (ver foto de Carmen en el bar del pabellón, con las cervecitas) y con la esperanza de ver si la Buika me entretenía un poco mas. No fué así, desgraciadamente.

Tambien habia escuchado ya con anterioridad el disco de Concha Buika (cuya portada, como dato curioso, es una fotografía hecha por Noah Shaye, el bateria que esta tocando esta semana con el "Iñaki Arakistain Funk Proyect" en el Molly Malone), y me pareció un buen disco, en la linea de lo que ya habian hecho Martirio y Chano Dominguez. Pero, repito, son mezclas que a mi no me llegan del todo, aunque algunas si, como lo que hicieron Bebo Valdes y el Cigala, o lo que hacen Camilo y Tomatito. Hay veces que me calan y otras que no. En esta ocasión pensé que quizas el directo sería distinto, y desde luego no será por los músicos, porque el pianista Ivan "Melón" Lewis me pareció buenisimo, y el bajista, Alain Perez, muy bueno tambien, y la misma Concha reconozco que tiene una voz desgarradora. El principio del concierto, con la guitarra sola y su voz casi sin "reberb", muy pura, me gustó. Pero despues empecé tambien a aburrirme, y a bostezar. El caso es que...justo cuando salía el trompetista invitado Terell Stafford, pues mi mujer (que tambien andaba aburridilla) y yo decidimos que ya teniamos suficientes solos de cajón, y nos fuimos. Y ahi dejamos a la Buika, haciendo una versión del "My one and only love" que no tuve humor para escuchar, y nos vinimos para casa.

Por tanto, decepcionante el segundo concierto de Mendizorrotza para mi, y no me extraña porque, repito, yo vine a un festival de Jazz, y si quiero ir a uno de flamenco, pues tambien iría (si me gustase). Me parece bien que traigan a estrellas mediaticas como Norah Jones, y a estos dos de anoche, pero...quizas debería ser fuera del abono, y por ejemplo meter en el abono a gente como la del primer dia (que yo no los ví precisamente por no estar incluidos en el abono) que fué muy bueno, como he podido leer por ahi, y eran musicos de la tierra.

Pues nada mas respecto a lo de ayer. Esta tarde veré a los "e.s.t", que tengo muchas ganas, y por la noche al monstruo de McCoy Tyner, y con Gary Bartz en el saxo, y tras ellos al grupo de Terence Blanchard haciendo musica de las "pelis" de Spike Lee. La cosa promete mas que ya de ayer, desde luego.

miércoles, 18 de julio de 2007

Chano Dominguez Trio y SF Jazz Collective


Y llegó la hora del estreno en el recinto principal del festival, el Polideportivo de Mendizorrotza. Tambien este año me ha sorprendido el buen ambiente del interior, porque en años anteriores aquello era una verdadera sauna. Anoche se estaba alli de maravilla, os lo puedo asegurar. De hecho ahi pongo una foto mia ya sentado en mi sitio, y como observareis, se me vé relajado.

La noche no pudo comenzar mejor: El trio de Chano Dominguez, con Marc Miralta en la bateria y Mario Rossi en el contrabajo. Chano es uno de los pianistas que yo mas admiro, porque ademas he tenido la suerte de verlo desde muy joven, cuando venia al "Georgia Jazz Club" de Almería. Aquellas veladas inolvidables de Tito Alcedo y el, tocando a duo, siempre estarán en mi memoria. Entonces yo tenia 16 o 17 años, y soñaba con que de mayor queria ser como el. Ahora tengo 40 y...tal y como tocó anoche, creo que ya no me da tiempo a pillarle :-)

El concierto empezó con 3 temas originales de Chano, muy flamencos, que creo que eran de su disco "New Flamenco Sound", como él mismo comentó. A Chano le gusta poco hablar (y mucho tocar), asi que aprovechó para presentar esos 3 temas que habia tocado, y los 3 siguientes, que eran el homenaje que le esta haciendo al querido Tete Montoliú en el 10 aniversario de su desaparición. Los temas de Tete fueron el blues "Don´t smoke anymore", la preciosa balada "Jo vull que m`acariciis" y otro tema que ahora no recuerdo el título (era un rythm´n´changes, eso si).

Y para acabar, otros dos temas del propio Chano: la "New Solea", arreglada para trio (es parte de su disco "New flamenco sound" pero ahi suena distinta, con arreglos para noneto), y un clásico suyo, "Mr C.I.", un tema que recordando el famoso "Mr P.C." de Coltrane, pero con una melodía muy flamenca, Chano compuso en homenaje a Camarón.

Como es lógico, no nos conformamos con eso, y los 3 músicazos tuvieron que salir de nuevo y nos regalaron un precioso tema que se que es un standard, pero no logré recordar su título.

Un buen concierto que a mi me confirma que Chano es de lo mejorcito que ha dado este país. Y ademas está logrando fusionar el jazz y el flamenco con mucha honestidad. Aunque cuando se pone a tocar un blues, o puro bop no hay quien lo pare. Sus acompañantes estuvieron a su altura, y en especial me gustó mucho Marc Miralta, a quien ya he visto en muchas ocasiones y anoche estaba especialmente inspirado.


Tras la inevitable pausa para el bocadillo, y despues de la decepción por no poder comprarme la camiseta del festival (se habian acabado las tallas grandes, se ve que no soy el único grandullón), que este año me gusta especialmente, volvimos a las sillas a ver que hacian los "San Francisco Jazz Colective".

Y no pudo haber mejor colofón al día de conciertos. Jazz en estado puro. Grandisimos instrumentistas tocando mitad temas propios hechos para el colectivo, y la otra mitad...atentos...temas de Thelonious Monk. Tocaron "Brillant Corners", por ejemplo. Y esa preciosa balada de Monk que a mi siempre me ha puesto los "pelos de punta": Crepuscule with Nellie. Bueno, y algunos mas que ahora no recuerdo. Los arreglos eran impecables, y muy modernos, y los solos, pues con gente en el escenario como Joe Lovano, Miguel Zenon, Dave Douglas o la sorpredente (a mi, que no la conocia, me dejó helado) pianista Renee Rosnes, fueron una delicia.


Yo solo habia escuchado un disco de esta formación, y era uno precisamente dedicado a composiciones de Ornette Coleman (que en un par de dias podré escuchar en persona), y ya me parecieron buenos, aunque algo densos (debido a los temas colemanianos, supongo), pero anoche me dejaron un buen sabor de boca.

A algunos de los asistentes no tanto, porque casi al final de concierto hubo desbandada general en parte del público: ya se sabe que algunos van a los festivales de jazz para dejarse ver y en cuanto se les da un poquito de buena música...salen huyendo :-)

Bueno, esta tarde toca Antonio Serrano en el Teatro Principal, y estoy pensando si voy o no, porque no tengo entrada, y ademas estoy algo cansado. A lo que voy seguro es al doble concierto de esta noche: Niño Josele, con su homenaje a Bill Evans, y con Joe Lovano de invitado, y despues Concha Buika. No promete ser tan puramente jazzistico como ayer, pero al menos nos divertiremos. Ya os contaré.

Se me olvidaba...puntuaciones:
Chris Scott Quintet : un 8,5
Chano Dominguez Trio: un 9,5
SF Jazz Collective: un 9,5
Los de esta noche...no creo que superen esto, pero ya veremos.

Un paseo por el centro de Vitoria


Como entre el concierto de la tarde y el de la noche no me merecia la pena volver a casa (bueno es la casa de mis cuñados, realmente, pero...como me tratan tan bien, me siento como en la mia propia), decidí quedarme dando un paseito por el centro de Vitoria, mientras hacia tiempo y venía Carmen (mi mujer) a recogerme para ir a los conciertos nocturnos, los del polideportivo de Mendizorrotza.




Asi que me di una vueltecita por alli, y aqui os pongo unas fotos para que veais el ambiente tan agradable que se respira en esta ciudad. Hay mucha gente, pero hay tranquilidad, con todo el mundo paseando o tomando algo en las múltiples terrazas que hay por alli.

Realmente este es el primer año que estoy disfrutando mas de la ciudad y del ambiente, quizas sea debido a lo que parecia ser un problema, y es que estoy "a dieta", por ciertos problemillas médicos. Eso hace que coma poquito, y que no pruebe el alcohol. El resultado es que...aunque un poquito agobiado (a mi me gusta comer, joer!!!), me siento muy activo y tengo ganas de hacer cosas todo el dia, en lugar de ir buscando los sofás donde tumbarme. Eso unido al buen tiempo que esta haciendo aqui, sin calor - no como en otros años que he pillado lo peor del verano - pues hace que esté tomandome el festival de otra forma y disfrutándolo mas, si cabe.

Bueno, pues ahi van esas fotos, e incluyo una donde precisamente se ve la sede de mi empresa aqui, en Vitoria, o sea...la sede de la Dirección Provincial del INSS, que está justo en el cruce de la calle Dato con la calle Florida, en pleno centro de la ciudad No pude resistirme y la fotografié. Eso si, con la satisfacción de no tener que estar yo trabajando :-)




Segunda jornada: Christian Scott Quintet

Pues ya estoy aqui otra vez. Despues de descansar bien esta noche, tras el "maratón" de jazz que me hice ayer, una vez desayunado y de haberme dado una vueltecita corriendo (y andando a ratos, vale) por una maravilla que tengo en frente de casa (mira que suerte) que es la zona de Salburua, todo un humedal del norte, con sus caminitos de tierra y sus puentes de madera, sus patos, en fin...muy bucólico. Y como hace un tiempo estupendo, nublado y fresquito (eso para los del sur es "gloria bendita" en estas fechas, pues me he dado un paseito de hora y pico. Y mañana vuelvo, que creo que te prestan bicicletas para que te recorras todo el parque tranquilamente. Estos vascos...son la ostia!! :-)

Bueno, a lo que voy. Ayer por la tarde, aunque no tenia entrada de abono, decidí que, ya que estaba aqui como me iba a perder conciertos, y tan interesantes como el del teatro principal. La promesa de la trompeta moderna, dicen, Chris Scott, con su quinteto. Asi que alli que me encaminé, y efectivamente no me defraudó. Se presentaba en quinteto (Scott a la trompeta, David Bryant al piano, Matthew Stevens a la guitarra, Luques Curtis, al contrabajo y Marcus Gilmore en la batería), y tengo que reconocer que el concierto se me pasó en un momento. Con temas originales y muy bien arreglados, un sonido muy potente, a veces me recordaba a los grandes de la trompeta, y en otras ocasiones al Pat Metheny Group, en esos pasajes instrumentales donde incluye a veces vientos. A destacar, ademas del lider, Chris Scott, el guitarrista Matthew Stevens (que luego por la noche andaba por Mendizarrotza viendo los otros conciertos), que ejecutó unos solos muy interesantes, con un fraseo muy moderno.
Tocaron temas del disco de Scott ("Rewind That"), como el que le dá título. De los otros, reconozco que no me acuerdo de los nombres. Si que recuerdo uno que presentó contando que lo habia compuesto soñando, que soñaba que tenia una hija y le veia los ojos y escuchaba esa melodia. Al despertar...le quedó la melodia, y creo que el tema se llamaba "Catherine´s eyes".

Tambien hicieron una versión muy original del standard de Gershwin "Summertime".

La nota negativa: Al pianista no se le escuchaba. Parece increible que en un festival de la categoria de este, el técnico de sonido de mesa se permita el lujo de irse a tomar algo, porque si ese muchacho hubiese estado en su sitio, se habria percatado de que los solos de piano...se intuian. Eso sumado a que el batería era una "mala bestia", y lo digo en el buen sentido, o sea, que tocaba bien, pero muy fuerte, pues hizo que el pianista brillase por su ausencia, excepto en un tema que tocó con el piano eléctrico (un Yamaha Motif que llevaba), y que si estaba bien sonorizado. El piano acustico...simplemente sonaba al natural, pero no debian funcionar los micros. Ya podia preocuparse mas del sonido, y menos de que tomemos una fotitos, que no se porque alli esta prohibido y tienes que sacar la cámara como si estuvieses sacando un arma. No entiendo que alli no se puede (aunque como vereis, no les hice mucho caso), y que en Mendizarrotza si se puedan hacer fotos con toda tranquilidad. Por cierto, quien si estaba por alli, con acreditacion, era el amigo Noah Shaye, que ademas de buen batería tambien es fotografo profesional. Seguro que sus fotos son algo mejores que las mias, pero el...pudo sacarlas sin agobios :-) .

Pero nada de esto último empañó un buen concierto, digno de lo que el teatro Principal promete: "Jazz del siglo XXI".

martes, 17 de julio de 2007

Iñaki Arakistain Funk Project


Hola de nuevo. Ahora si estoy en condiciones de contaros algo de la actuación del "Iñaki Arakistain Funk Project", en el Molly Malone (en la misma calle del Teatro Principal, la calle San Prudencio), ya que anoche me "zampé" enteritos los dos pases, , cosa que me hizo llegar a las 3 y pico de la mañana. Asi que, despues de dormir a pierna suelta, un buen desayuno y un ratito de ejercicio (recomendaciones médicas que debo seguir...aunque esté de vacaciones)rodeando los campos de entrenamiento del Alaves, ya que la casa donde estoy está justo frente a ellos, me he sentado con tranquilidad frente al portatil, a contaros lo que escuché anoche.

Para empezar, diré que frente a la actuación a la que asistí por la tarde, del grupo Shap (muy dignos y muy buenos músicos, eso si) esto si que es lo que uno espera de un buen festival de jazz. 5 magníficos músicos dando lo mejor de si mismos en el escenario, improvisando todos y transmitiendo la fuerza que tenian.


El grupo estaba liderado por el saxofonista Iñaki Arakistain, y reconozco que anoche fue la primera vez que lo escuché tocar. No se en otros estilos de jazz, pero en el funky se mueve como pez en el agua. Tiene un fraseo muy jazzistico y muy efectivo, sabe acompañar al cantante y sabe crear buenos "climax" en sus improvisaciones. Y en sus descansos se fuma un purito, que debe saberle a gloria :-)







El resto del grupo, realmente (y en esto doy la razón a lo que me decia su batería, Noah Shaye), son ya una banda compacta, muy rodada, ya que todos ellos llevan casi 2 años siendo el grupo base de una "jam session" en un local de Madrid (el Marula Jazz). Por tanto, su sonido es compacto, potente y se entienden a la perfección.



Angela Cervantes tiene una voz portentosa. Ya comenté que la habia escuchado antes, precisamente en la Jam del Marula, y ademas tuve la suerte de que cantase con nosotros (con "Diego Cruz Quartet") una de las noches que actuamos en el Berlin Jazz Café de Madrid. Pero anoche pude disfrutar de su voz "a tope".



El pianista, Victor Alonso, me encanta. Sabe el oficio, y con su "sinte", un Korg LE (vaya, es casi como el mio, que es un Korg TR...y ya hemos quedado para cuando esté yo en Madrid que me explique algunos detalles técnicas), sabe sacarle todo el partido, con sus sonidos de organo tipo Hammond, tremendos pianos elécticos, muy funky´s, y algunos sonidos "manta", todos ellos combinados y elegidos con muy buen gusto. Y sus solos, están a la altura del buen "funky-jazz" que hacen.


Y la sección rítmica, pues de lujo: Por un lado, Agustin Guereñu Guere, un bajista de prestigio a nivel nacional...que...para que os hagais una idea, cada vez que Alejandro Sanz sale de gira...ahi está el. Anoche estuvo un poco "apagadete" ya que el dia anterior tuvo un percance en un dedo (vamos, que según me contó...se quemó al freir un huevo :-) ), y lógicamente...le dolia un poco al tocar. Pero...aún así, demostró su clase y su potencia con su precioso bajo de 5 cuerdas.





Por último, el norteamericano Noah Shaye (que ya es casi español), que en cuanto empuña sus baquetas...empieza el "funk". Mágnifico sentido del ritmo, imaginativo y sus solos son...diferentes: sabe usar los silencios como nadie.

Total, que estos 5 "monstruitos" nos dieron la noche. A destacar, por ejemplo, su versión del "Just the two of us", de Grover Washington Jr, esa versión super-funk del tema de Ray Charles "I don´t need no doctor" (al estilo John Scofield, que tambien la tiene en su disco dedicado al genio ciego de Georgia), y una composición del propio Iñaki dedicada precisamente a Grover Washington, que si la memoria no me falla se llamaba "Funky for Grover".


En definitiva, que finalmente la primera jornada del festival, que fué un poquito decepcionante por la tarde, acabó de maravilla por la noche.

Ah, se me olvidaba la puntuación para ellos: un 9 (no les doy un 10 porque todavia queda festival, pero...como aqui mando yo, despues me reservo el derecho a cambiarlo).


Saludos, y seguiré contando, porque esta noche veré al trio de Chano Dominguez, con Rossi al contrabajo y Marc Miralta a la bateria, creo, y su homenaje a Tete Montoliu, y despues al "San Francisco Jazz Colective", que son una reunion de superestrellas americanas, lideradas por Joe Lovano (nada mas que con este, ya merece la pena ir)
Hasta mañana....

lunes, 16 de julio de 2007

Iñaki Arakistain Funk Proyect (Previo)

Justo cuando salía de ver a Shap , pasé por la puerta del Molly Malone, donde estaban anunciados "Iñaki Arakistain Funk Proyect" para toda la semana. Y como escuché que estaban probando sonido (debian de ser las 20:00 horas) alli que me metí.
De todo el grupo, al único que no conozco es precisamente a Iñaki Arakistain, saxofonista de aqui.
El resto coincide que son los músicos de las "jam session" del Marula (Madrid), y tengo el placer
haber compartido escenario con algunos de ellos:
- A Gere, el bajista, lo conozco por que ha tocado con Diego Cruz, en la Rivas Cruz Band. Bueno, y todo el mundo deberia conocerlo, entre otras cosas, por ser el bajista habitual de la banda de Alejandro Sanz.
- El batería, Noah Shaye, tuve el placer de tocar con el, cuando mi cuarteto estuvo tocando en el Fitur, en Madrid
- La cantante, Angela Cervantes, estuvo con mi cuarteto ("Diego Cruz Quartet") cuando tocamos en el Berlin Jazz Cafe, en Madrid, y cantó un tema con nosotros una de las noches.
- Y a Victor Alonso, el teclista, tuve el placer tambien de cederle mi banqueta en otra de esas noches en Madrid.
Total, que he pasado un buen rato escuchandoles probar, y luego he charlado un ratito con ellos, animandoles para la semana que se les presenta. La verdad es que suenan muy bien: puro "funky jazz", de lo mas potente. Precisamente voy a dejar de escribir esto...para irme a escucharlos, que empiezan dentro de un ratito y no quiero quedarme sin sitio, que ese local se pone hasta arriba.
Mañana os contaré.

Primera Jornada: Shap

Bueno, y vamos al grano, y paso a comentar el primer concierto que he visto. El lugar: El Teatro Principal, y el grupo se llamaba "Shap".
Pues, siendo claro, tengo que lamentar que para ser lo primero de este año del festival, bien poquito sonaba a jazz. Era mas bien...eso que llaman "jazzy", o "pop-jazz", vamos...como Norah Jones, pero son Norah (aunque la cantante, Sarah Rope era mas espectacular físicamente que la Jones, que todo hay que verlo).
Iré por partes: Como instrumentistas no me han parecido nada mal. La chica (Sarah Rope) tiene una bonita voz, pero...arriesgaba poco. Se arriesgaba en las posturas, eso si, que alguna canción la ha cantado en el suelo, y tenia que hacer "virguerias" para que no se le viese hasta el alma :-).
El batería era un músico de aqui, de Vitoria, Angel Celada, que era el lider en la sombra del grupo, creo. Ha esta muy correcto, y se nota que tiene muchas tablas y es buen músico. El pianista, Pau Chofer...pues muy correcto, pero...tampoco arriesgaba nada. Ha hecho un par de solos, pero casi siguiendo la armonía de cada tema. No se si es que no ha tocado mucho jazz, o que simplemente su labor era esa hoy.
El bajista, Iñigo Goldarazena, ha cumplido muy bien con su labor, teniendo en cuenta el repertorio que estaban haciendo, muy cercano al blues-soul-pop, o yo que se como llamar a eso.
Habia 2 guitarristas en el escenario, y de uno de ellos, lamentablemente no recuerdo el nombre. Su labor era el acompañamiento, salvo un tema algo mas "rockero", en el que ha hecho un solo tambien tipo "rock", bastante bien ejecutado.
El otro guitarrista si que es uno de los clásicos de la escena jazzistica española: Jordi Bonell. De hecho, la última vez que lo ví, creo que andaba en el grupo de Chano Dominguez. Lógicamente, para la música que estaban haciendo hoy, Jordi estaba sobrado, y ha sido el único que ha hecho solos con un fraseo verdaderamente jazzistico, y de algún interés. Y cuando acompañaba, tambien lo hacia muy bien. Muy bonita la versión que han hecho él y la cantante, solos, del standar "Autumn leaves".
En definitiva, aunque he estado muy agusto (el Teatro Principal es muy confortable...ya os hablaré de Mendizorroza, mas adelante, y de sus calores) y la música era muy agradable, esperaba algo mas de esta formación, y del principio de festival. Y no quiero decir que el grupo fuese malo, o que la música que tocaban no fuese muy agradable de escuchar, pero...a ver...estamos en el Festival de JAZZ de Vitoria, y uno espera jazz, lógicamente. Bueno, seguro que esto irá "in crescendo".
Se me ocurre que...como este es mi blog, y puedo hacer lo que quiera, voy a poner nota a las actuaciones, y en esta voy a ponerles....un 6.

Introducción

Este es mi estreno en un blog, y ya que estoy en el Festival de Jazz de Vitoria, y la semana se presenta cuando menos interesante, me ha parecido un buen momento para probar esta experiencia de contar "mis cosas" en la red.
Por otro lado, tengo que reconocer que la semana aqui, en Gasteiz, se presenta relajada y aunque la tarde-noche la tendre ocupada con los conciertos, por las mañanas espero tener tiempo para escribir un poco sobre lo que estoy viendo y escuchando, y ademas poner alguna foto de los conciertos (e incluso de la ciudad, que merece la pena).
Para los que estais por el sur (mis paisanos de Almería) os diré que, además de la buena música, aqui hace un "fresquito" que dá gloria, asi que...pasad un poquito de envidia, por favor :-)